martes, 25 de mayo de 2010

Funciones anidadas - 1°C

Anidación de funciones

Para introducirnos en el tema, primero repasaremos algunos aspectos de las funciones.

Las funciones en Excel devuelven un resultado en función de una información de entrada. Esta información de entrada es más conocida con el nombre de Argumentos de la función.

El resultado devuelto por la función puede ser un valor numérico, texto, referencias, valores lógicos, matrices o información sobre la hoja de cálculo.


Recordemos algunos ejemplos de funciones. Mirá la siguiente imagen.
Fijate que en todos los ejemplos los argumentos de las funciones son un número, o una referencia de celda, o un rango de celdas, o un texto, o un criterio.

Para el caso particular de la función condicional que evalúa si el total de las ventas supera un valor numérico: SI(D1>35000;"Venta buena";"Venta Baja"), la fórmula hace referencia a la celda D1 que contiene a su vez la función que suma las ventas del rango D3:D15.

Muy bien, ¿te has preguntado si la función SI también respondería de forma correcta si en lugar de escribir D1>35000 en la condición, escribimos SUMA(D3:D15)>35000? Es decir que la fórmula del condicional SI quedaría escrita de la siguiente manera: SI(SUMA(D3:D15)>35000;"Venta buena";"Venta Baja").

La respuesta a la pregunta es “por supuesto que sí” . Esto es lo que se conoce como Funciones anidadas. O sea que son funciones dentro de funciones.

Aclaremos un poco más esto, ejemplificando de forma sencilla por qué podríamos necesitar Funciones anidadas en alguna oportunidad.

Para el caso del ejemplo anterior, si Excel no admitiera funciones anidadas y el total de ventas no estuviera calculado en la celda D1, deberías insertar en alguna celda la fórmula que sume las ventas para luego referenciar en la comparación a la celda dónde has insertado la fórmula. Utilizando Funciones anidadas salteas el paso de insertar la función SUMA en alguna celda de la tabla, para luego apuntar a ella en la condición. De forma directa escribimos la función SUMA en la condición, y cuando el condicional SI evalúa la condición, lo que hace primero es calcular la función SUMA y a su resultado lo compara con el número 35000.

La siguiente animación trata de aclarar aún más el concepto de Funciones anidadas. En el sector superior está la función original, y hacia abajo se ve cómo se va resolviendo. Esto es solo a título ilustrativo, por supuesto que esto no se ve en la planilla.


Haremos ahora otras consideraciones de importancia relacionadas con la anidación de funciones, y que deberás tener muy en cuenta.

Importante:
Cuando utilizamos una función anidada como argumento, el resultado de su cálculo deberá devolver el mismo tipo de valor que el que utilice el argumento. Por ejemplo, si el argumento devuelve un valor VERDADERO o FALSO, la función anidada deberá devolver VERDADERO o FALSO.Si este no es el caso, Excel mostrará el valor de error #¡VALOR!.

Una fórmula puede contener como máximo Siete niveles de funciones anidadas. Si utilizamos la Función B como argumento de la Función A, la Función B es una función de segundo nivel. Por ejemplo, en la siguiente función: SI(A1>B1;SUMA(A5:A15);PROMEDIO(A5:A15)), la función PROMEDIO y la función SUMA son ambas funciones de segundo nivel porque son argumentos de la función SI. Si hubiera otra función anidada dentro de la función PROMEDIO o dentro de la función SUMA sería una función de tercer nivel, y así sucesivamente.

Te invitamos a pasar la siguiente página, en la que veremos la utilización del cuadro de diálogo Insertar función y realizaremos un recorrido por algunas funciones específicas para el cálculo estadístico, para el cálculo financiero, para el manejo de texto y para cálculos matemáticos.
video